Corrientes 34 °C
Min. 21 °CMax. 36 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1225790
Marcela Tomasella

Colaboración

ANTES QUE NADA, HAY QUE ANALIZAR LA REALIDAD 

Estudio de mercado, ¡aplíquenlo!

Quedan menos de dos meses de clases áulicas. Mantengamos la coherencia, la prudencia y consultemos antes de tomar decisiones caprichosas. Sostener la bimodalidad un poquito más nos brindará mayor vacunación de los alumnos y las dobles dosis necesarias.

foto destacado 1.jpg
LOS DIRECTIVOS, LOS DOCENTES, LOS ALUMNOS, LOS TUTORES DE LAS ESCUELAS PÚBLICAS Y, ALGUNAS PRIVADAS, NOS VIMOS SOBREPASADOS.

Tantos problemas se evitarían si, antes, se hiciese un estudio de la realidad escolar. Sólo en el sistema educativo se aplican, diseños, sin analizar la realidad previamente.

Un ejemplo de esto es la promulgación de la circular de la semana pasada en la que se ordenaba la vuelta a la presencialidad plena escalonada en todos los establecimientos escolares, de todos los niveles, en la provincia de Corrientes. Sorprendió a propios y entenados. Una utopía maravillosa diseñada y ordenada desde un escritorio porteño por un Ministro sin escuelas. El Consejo Federal… ¡Sí, Señor!

Los directivos, los docentes, los alumnos, los tutores de las escuelas públicas y, algunas privadas, nos vimos sobrepasados por una situación, impensada, que nos superaba ampliamente y nos obligaba a situaciones riesgosas para nuestras comunidades educativas. Sin embargo, la orden emanada por los supervisores no daba mucho margen de acción a los rectores y directores. Se vuelve, como sea…

Se volvió… al 100% en el nivel superior. Ejemplo: un curso promedio de cuarto año tiene 39 alumnos; un sexto, 35 alumnos… No se cumplía ni con los 50 centímetros, mínimos, exigidos por el protocolo del Consejo Federal. Era imposible sanitariamente, peligroso e incluso, plausible de denuncias por parte de los tutores ante el amuchamiento en las aulas. Los mismos chicos, sólo los de sexto están vacunados, manifestaban su temor ante el contagio, eran demasiados…

La realidad mata al escritorio y a la obsecuencia "per se".

La gran mayoría de las escuelas públicas tiene sobrepoblación áulica, por lo menos, en el turno mañana. Otras, en todos sus turnos. Otras, comparten edificio con otras instituciones y no cuentan con el personal de maestranza, necesarios, para mantener la higiene de los sanitarios y espacios comunes de acuerdo al protocolo. Fueron unos días de terror. Caos, confusión, idas y venidas, marchas y contramarchas, aprietes, teoría de conspiraciones, miedo, impotencia, sensaciones encontradas, malestar, etcétera.

 

Un curso promedio de cuarto año tiene 39 alumnos; un sexto, 35 alumnos… No se cumplía ni con los 50 centímetros, mínimos, exigidos por el protocolo del Consejo Federal.

 

Alumnos virtuales volvían a la presencialidad, otros se iban a la virtualidad. Docentes siempre presentes y tratando de contener y seguir adelante con toda la presión arriba. Mucha inasistencia ante la duda y la prudencia. Tensa espera y tensa situación.

Los docentes y directivos se plantaron y empezaron a recabar las pruebas y documentación para demostrarles y mostrarles a los supervisores, una situación que podía dar una vuelta de tuerca, negativa, para las instituciones. Los supervisores, docentes al fin, algunos, no todos, bajaron a las escuelas y controlaron, aula por aula, la situación planteada… "No hay mejor verdad que la realidad.". 

La situación áulica era insostenible y, los directivos, como corresponde a la autonomía institucional, pusieron el pecho e informaron que se debía volver a la bimodalidad al 50 %. Sin opciones… era lo máximo que se podía sin poner en riesgo sanitario a la comunidad educativa.

foto destacado 2.jpg
¿POR QUÉ NO SE PREGUNTÓ, PRIMERO, A LOS DIRECTIVOS Y DOCENTES? ¿POR QUÉ TRATAR DE COMPLACER CONOCIENDO LA COMPLEJIDAD DE LA INFRAESTRUCTURA ESCOLAR?

Marcha atrás… primero, la salud de los correntinos. Como fue siempre en este Gobierno. 

Ahora, me pregunto: ¿Por qué esta decisión a tontas y locas? ¿Por qué no se preguntó, primero, a los directivos y docentes? ¿Por qué tratar de complacer conociendo la complejidad de la infraestructura escolar? ¿Por qué el apuro? Preguntas que ameritan respuestas duras y confrontativas, que podrían generar confusión, con respecto al rol de la gestión educativa. No es mi intención, no tengo ni tendré teorías conspirativas contra nadie, sólo digo que no se pueden tomar decisiones sobre la salud de las personas sin hacer un "estudio de mercado", antes. La verdad molesta a aquellos que la desconocen. Se llama "develar" y viene de la Biblia: "Revelar lo que está velado".

Hoy, muchos colegios han vuelto a la bimodalidad. Los supervisores los apoyaron ante la evidencia comprobada. Una presencialidad del 50% ya es mucho más práctica y permite el desarrollo pedagógico en proceso. Los chicos se sienten más seguros. Los docentes estamos a la expectativa… mañana podríamos encontrarnos con algo nuevo… Las autoridades monitorean la situación permanentemente… Yo diría: prendido con alfileres.

 

Fueron unos días de terror. Caos, confusión, idas y venidas, marchas y contramarchas, aprietes, teoría de conspiraciones, miedo, impotencia, sensaciones encontradas, malestar, etcétera.

 

Quedan menos de dos meses de clases áulicas. Mantengamos la coherencia, la prudencia y consultemos antes de tomar decisiones caprichosas. Hagamos "estudio de mercado". Todos pensamos la presencialidad total, todos queremos la presencialidad total, TODOS.

Todavía, no es posible. Sostener la bimodalidad un poquito más nos brindará mayor vacunación de los alumnos y las dobles dosis necesarias.

Que la improvisación no se imponga sobre la racionalidad.

Educación de calidad, nivelando para arriba.

Notas Relacionadas