Corrientes 27 °C
Min. 14 °CMax. 28 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1225410
CUANDO EL SAPUKÁI SE CONVIRTIÓ EN UN GRITO DE LLANTO

Corrientes llora hace 32 años la tragedia más grande del chamamé

Seis artistas de nuestro folclore murieron en Bella Vista luego de que el colectivo en el que viajaban se quedara sin frenos en una curva y cayera al río Paraná. Dos choferes también perecieron. Hoy habrá misas alusivas en la Iglesia Catedral y Jesús Nazareno. 

EPC080921-020F04.JPG
LA TAPA MÁS IMPACTANTE CORRESPONDIÓ AL DOMINGO 10 DE SEPTIEMBRE.

Corría septiembre de 1989 cuando la sociedad correntina se aprestaba a conmemorar once años de la tragedia de Ará Berá. Fue el 23 de septiembre de 1978, cuando ocho integrantes de la comparsa fallecieron en un siniestro vial sobre la Ruta Nacional Nº3, a la altura del kilómetro 185, cerca de la ciudad de Las Flores (provincia de Buenos Aires), luego que el colectivo en que se transportaban chocara de frente contra con un camión al cruzar de carril.
Sin embargo, el destino se mostró impiadoso una vez más con la cultura correntina y un nuevo hecho luctuoso empañó la jornada del 8 septiembre. Otra tragedia que conmocionó a todo el pueblo correntino y la “Nación Chamamecera”. Un micro había salido del camino al llegar a una curva en la costanera bellavistense y cayó en el río Paraná. 
A bordo iban 13 personas, entre ellas destacados referentes del chamamé que volvían de realizar un presentación radiofónica en una emisora local. “Estábamos trabajando cuando entraron desde el exterior y preguntaron si teníamos cosas en el ómnibus porque había caído al agua. Lo primero que pensamos es que se había precipitado al río cuando lo dejaron estacionado en la radio”, declaró un día después de la tragedia, Dante Cena, coreógrafo y director de teatro que formaba parte de la delegación y se encontraba alistando el escenario del Club Juventud para un show. 

EPC080921-020F06.jpeg
UNO DE LOS INSTRUMENTOS QUE SALIÓ A FLOTE DE INMEDIATO.

Ricardo Scófano (bandoneonista), Carlos Miño (guitarrista), César “Puchi” González (bailarín folclórico), Ricardo “Tito” Gómez (guitarrista y cantante) y Edmundo “Cacho” Espíndola (autor y guitarrista) lograron salir con vida de la unidad Turismo Iberá ni bien se sumergió en las profundidades. La colaboración de agentes de Prefectura Naval fue imprescindible para que sobrevivieran, según consigna la crónica periodística de diario época.
Lamentablemente, la misma suerte no tuvieron Daniel “Yacaré” Aguirre (presentador y glosista), Ramón “Zitto” Segovia (cantautor), Ceferino “Chango” Paniagua (recitador), Johny Behr (percusionista) y los hermanos Miguel Ángel “Michel” y Joaquín Adán “Gringo” Sheridan, que se destacaban en canto y ejecución de bandoneón, acordeón y guitarra. 
La tragedia sucedió cuando los choferes Walter Blaz Gómez y Juan Toledo se quedaron sin frenos al llegar a una sinuosa curva a las 19:45 de ese 8 de septiembre. Ambos también perecieron.
La noticia estremeció a todos los bellavistenses que durante los días que duró la búsqueda de los cuerpos y el colectivo acompañaron en la ribera. Recién, el 11 de septiembre, a las 11:30, la trompa de los restos del micro tocaron tierra firme, pero ninguno de los cuerpos se encontraba en su interior. 
Tres días después, y tras sumarse avionetas y helicópteros, lograron dar con los restos físicos de “Chango” Paniagua, “Yacaré” Aguirre y el acompañante del conductor Juan Toledo. En tanto, “Zitto” Segovia apareció un 17 de septiembre y al otro día “Michel” Sheridan. Sobre los otros cuerpos, los registros de este medio no mencionan más hallazgos.

EPC080921-020F08.jpg
ANFITEATRO COCOMAROLA. UNA MULTITUD DESPIDIÓ LOS RESTOS DE LOS PRIMEROS DOS CHAMAMECEROS HALLADOS.


Liturgia
Hoy habrá dos misas en memoria de las vidas que se perdieron, la primera se llevará adelante a las 20 en la Iglesia Catedral y la segunda a las 21 en la Iglesia Jesús Nazareno. 

Notas Relacionadas