Corrientes 27 °C
Min. 14 °CMax. 28 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1224824
NUEVA YORK

Rescataron a un puma de un departamento

Un hombre tenía a una puma de casi un año en su departamento del Bronx, distrito de Nueva York, y esta semana la entregó a las autoridades correspondientes.  

Rescataron a un puma de un departamento

Las autoridades de Nueva York, Estados Unidos, rescataron de un departamento del distrito del Bronx un ejemplar hembra de puma de 11 meses, llamada Sasha, que vivía dentro de esa propiedad. Es imposible domesticar a estos animales por lo que se desaconseja mantenerlos como mascotas.


El rescate de Sasha se realizó la semana pasada en una operación conjunta realizada por la policía, la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos, funcionarios de la ciudad y personal del zoológico del Bronx, informó agencia francesa AFP.
 

Sasha, de 11 meses, pesa unos 37 kilos y hasta esa fecha vivió en el departamento de su dueño, que la tenía como mascota. El hombre la entregó a las autoridades correspondientes y la felina ya está en el zoológico del Bronx, donde los veterinarios la examinaron durante el fin de semana.

El hombre estuvo presente durante el traslado de Sasha.

"Esta puma es relativamente afortunada de que sus dueños reconozcan que un gato salvaje no es apto para vivir en un apartamento o en ningún ambiente doméstico", dijo Kelly Donithan, directora de respuesta ante desastres de animales de la Sociedad Protectora de Animales.

"Las lágrimas del dueño y los chirridos nerviosos del puma mientras la llevamos nos conducen dolorosamente a las muchas víctimas de este horrendo comercio y el mito de que los animales salvajes pertenecen a cualquier parte menos al ambiente silvestre", añadió.

El comisionado de la policía de Nueva York, Dermot Shea, afirmó que el caso estaba bajo investigación y que no había más información disponible de inmediato, incluso sobre el propietario.

Tras ser evaluada en el Zoológico del Bronx Sasha fue transportada al santuario de animales de Turpentine Creek en Arkansas, que se ocupa de grandes felinos que sufrieron negligencia o abuso.

Por suerte para Sasha, ella se encontraba en buen estado de salud, pero un poco limitada por su ambiente en la Gran Manzana.

Notas Relacionadas