Corrientes 29 °C
Min. 28 °CMax. 39 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1224437
CAPITALINO BARRIO INDEPENDENCIA

Policía de franco esclareció asalto

El efectivo escuchó los gritos de auxilio de la víctima, quien era amenazada con un alicate. Un hombre le robó la cartera. En persecución, un sargento redujo al ladrón.

EPC270821-017F06.jpg
NO ES LA PRIMERA VEZ QUE “GUSANO” RESULTA DETENIDO.

Un bi­ci­cho­rro fi­na­li­zó de­te­ni­do en una per­se­cu­ción re­a­li­za­da por un efec­ti­vo de la Po­li­cía de Co­rrien­tes que es­ta­ba en su día de fran­co de ser­vi­cio. De esa ma­ne­ra, tam­bién re­cu­pe­ró to­dos los bie­nes que el mal­vi­vien­te sus­tra­jo a una mu­jer, a la que ame­na­zó con un ali­ca­te.
El ilí­ci­to se pro­du­jo a ple­na ma­ña­na, en el com­ple­jo 100 Vi­vien­das del ba­rrio In­de­pen­den­cia, en la zo­na Sur de la ca­pi­tal pro­vin­cial, pre­ci­sa­ron a épo­ca fuen­tes ofi­cia­les.
Un sar­gen­to en jor­na­da de des­can­so es­cu­chó gri­tos de au­xi­lio y a lo le­jos ob­ser­vó a una mu­jer, quien de­ses­pe­ra­da se­ña­ló a un hom­bre que se fu­ga­ba en una bi­ci­cle­ta ro­ja, ti­po pla­ye­ra.
El efec­ti­vo, que ves­tía de ci­vil y tra­ba­ja co­mo nu­me­ra­rio de la co­mi­sa­ría sec­cio­nal De­ci­mo­quin­ta, no du­dó en su­bir a su mo­to­ci­cle­ta e ini­ciar la per­se­cu­ción.
Tras al­gu­nas cua­dras, el mal­he­chor fue in­ter­cep­ta­do en la es­qui­na de las ca­lles Tu­lio Ma­ri­ño y Fe­de­ri­co Le­loir. “Al­to, po­li­cí­a. Que­da­te quie­to”, le or­de­nó el sar­gen­to al sor­pren­di­do asal­tan­te.

EPC270821-017F04.jpg
PARA ROBAR USÓ UNA TIJERA O ALICATE DE JARDINERÍA.


Des­de la ins­ti­tu­ción de se­gu­ri­dad iden­ti­fi­ca­ron al de­lin­cuen­te con el alias de “Gu­sa­no”, do­mi­ci­lia­do en el ba­rrio Pa­to­no. En su po­der te­nía la car­te­ra, car­ga­da con 6.500 pe­sos, do­cu­men­ta­cio­nes y un te­lé­fo­no ce­lu­lar pro­pie­dad de la dam­ni­fi­ca­da.
A los po­cos mi­nu­tos, acu­dió un pa­tru­lle­ro de la De­ci­mo­quin­ta pa­ra lle­var­se es­po­sa­do a “Gu­sa­no”.
La cau­sa de ro­bo ca­li­fi­ca­do po­dría en­viar al mal­he­chor a pa­sar al­gu­nos años en­ce­rra­do en una uni­dad pe­nal. Ade­más, sus an­te­ce­den­tes no lo fa­vo­re­ce­rí­an.
Des­de la Je­fa­tu­ra des­ta­ca­ron el com­pro­mi­so del su­bo­fi­cial pa­ra de­te­ner al pe­li­gro­so ma­le­an­te y re­cu­pe­rar los ob­je­tos de la ve­ci­na afec­ta­da.

Notas Relacionadas