Corrientes 17 °C
Min. 11 °CMax. 23 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarioepoca.com/a/1160652

Supermercados siguen con ventas un 20% menores que en prepandemia

El sexto mes del año reflejó, en las góndolas locales, un amesetamiento de la demanda. La pérdida de poder adquisitivo hizo que se consuman menos cortes cárnicos pero más papa. Las familias buscan hacer rendir su dinero, aunque se pauperice la alimentación.

- [dropcap color="#888" type="square"L[/dropcap]as ventas en los supermercados locales siguen amesetadas y en el comparativo con la prepandemia, el semblanteo de junio reflejó que aún están un 20% por debajo de aquellos volúmenes. "No hubo mayores variaciones en el tickeado durante los últimos dos meses, la demanda está en una meseta y como lo reflejamos desde el principio de año, se compra lo justo y necesario, optando muchas veces por segundas y hasta terceras marcas", explicó a época Raúl Rogido, gerente de una tradicional cadena citadina, con sucursales en diferentes puntos de la capital. El supermercadista manifestó además que "esto, básicamente se da por la pérdida del poder adquisitivo de las familias. A nivel macro, los reportes nacionales del sector dan cuenta de que disminuyó la compra de carne y creció el consumo de papa, algo que nosotros ya notamos en la región". En ese contexto, se conoció esta semana que la ingesta per cápita de carne descendió al nivel más bajo de la historia, según un informe elaborado por la Fundación Mediterránea. Se ubicó -en los primeros cinco meses del 2021- apenas en 45,3 kilos. A nivel federal, difundieron que la faena total en los primeros cinco meses de 2021 acumula una contracción del 6,1% respecto de igual período de 2020. Así, la carne de bovina destinada al mercado interno aumentó en precio un 75% durante los últimos 12 meses (mayo/mayo) y pasó
de $385 a $673 el kilo, considerando un conjunto de seis cortes bovinos: asado, bife angosto, carne picada, cuadril, nalga y paleta. "Las familias no dejaron de comprar carne, sólo redujeron el volumen de su demanda y eso es por una cuestión netamente económica. Por eso los supermercados locales, a través de nuestras Cámaras, solicitamos ser incluidos en promociones como la de los cortes a precios rebajados; hasta ahora no hemos logrado respuestas a esa solicitud", puntualizó Rogido. Por otra parte, desde el Mercado de Productos Frescos, el carnicero Hugo Lucena, esbozó que "para nosotros, junio marcó un repunte en las ventas, acompañado por las bajas temperaturas". "Tienen mucha demanda los cortes con hueso como ser: paleta, falda, aguja y osobuco, muy utilizados para comidas propias de invierno", profundizó. Bajo esa tesitura, el referente agregó que "lo que no levanta es el asado y eso que tenemos precios muy competitivos, en lo que va del año no tocamos los precios y hasta armamos promociones de combos de cortes ".

Minorista

El nivel de consumo creció 8,6% interanual en junio, pero continuó un 16% por debajo del mismo mes de 2019, de acuerdo a un informe difundido por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). "La recuperación del consumo se desaceleró en junio con las nuevas restricciones para contener la segunda ola de coronavirus, y las ventas minoristas PYMES, medidas a precios constantes, crecieron 8,6% frente a junio 2020, pero siguen 16% por debajo del mismo mes de 2019", indicó el reporte.

*El auge de las segundas y terceras marcas

De acuerdo con un informe de la consultora Quiditty sobre los nuevos hábitos de consumo, como consecuencia de la pandemia, los consumidores están más abiertos a elegir marcas alternativas y el 94% cambió al menos una de su repertorio en el último año. El estudio, realizado sobre 1.200 personas en todo el país, arrojó que 7 de cada 10 consumidores cambiaron su marca habitual por una más económica y que en este comportamiento, se destacan en mayor medida las mujeres, el segmento de 36-45 años y personas de nivel socioeconómico más bajo. Pese a que la experiencia con la nueva marca es satisfactoria en el 96% de los casos, el 71% de las personas que migraron de una marca a otra "volverían a la anterior si pudieran hacerlo". Por su parte, el director de la consultora Scentia, Osvaldo Del Río, dijo que "el consumo hasta mayo arrastra un acumulado de 8,4% negativo", por lo que en los próximos meses "tienen que pasar muchas cosas positivas para que se revierta". "El año pasado, en marzo hubo un crecimiento de 17% y en abril de 4,5%" por el stockeo en el inicio de la pandemia, pero "después, a partir de mayo, el consumo volvió a la tendencia habitual, por eso dejó un año empatado, que cerró con una caída de 0,1% respecto de 2019", agregó. "Este año no está ese efecto, por lo tanto no habrá un movimiento tan brusco", proyectó.